Álbum de fotos personalizado

Cuando mi pequeño cumplió dos años decidí confeccionar para celebrarlo algo muy especial porque en ese momento fue cuando empecé a darme cuenta que se estaba haciendo mayor y que el tiempo pasa irremediablemente.

Bien, no nos pongamos sentimentales, porque ahora que ya tiene 3 años, todavía ni me lo creo… Como decía, para su segundo aniversario buscaba hacer algo diferente a la típica pelotita, peluche o cubito de playa que algunos padres regalan a los niños invitados al aniversario de su hijo. No digo que no me parezcan buenas opciones, todo lo contrario. Son un juguete que el crío puede disfrutar en el momento, pero que con el tiempo se pierde o se tira a la basura. Y claro, yo no quería que tirasen el regalito de mi retoño.

logocompasa2 Sigue leyendo

Anuncios

Cuento personalizado

Cuento infantil personalizadoCon motivo del aniversario del hijo de una amiga estuve buscando un regalo que pudiera gustarle al niño, estudié diferentes opciones: juguetes, -no, porque ya tenía muchos-; ropa, -también tenía y sabía que le regalarían más sus familiares…

Me decidí por un libro personalizado y estuve mirando lo que había en el mercado, pero ninguno me acababa de convencer porque eran historias estándar donde lo único personalizado era el nombre del niño y/o el nombre de los padres y la ciudad donde viven o, como mucho, la inclusión de una foto de la cara de la criatura.

Sigue leyendo

Està el periodisme en crisi?

Quins reptes i quines oportunitats afronta el periodisme en l’època digital? Acabarà desapareixent la premsa en paper? Com podem estar segurs de la veracitat de la informació que ens arriba pels diferents canals? Quin paper juguen les xarxes socials?

Qui ho sap? Tu? Jo segur que no i tampoc els quatre professionals de la comunicació que el passat dimarts 23 es van reunir al Cèntric per parlar sobre el periodisme a l’era digital. Tant la Karma Peiró (@kpeiro), Directora de Nació Digital, periodista i professora universitària, com el Sergi Picazo (@sergipicazo), cap de redacció i soci fundador de Crític, especialitzat en Internet i TIC, o el Lluís Caelles (@LluisCaelles), sots cap de la secció d’internacional de TV3 i professor a la facultat de Periodisme de la Universitat Pompeu Fabra, o la Marta Casals (@martacasalst), periodista a Betevé, la qual es feia càrrec de moderar la sessió, però que amb la seva experiència a un mitjà petit també tenia coses a dir; van ser capaços de donar resposta a totes aquestes preguntes.

Taula rodona sobre el periodisme a l'era digital amb Karma Peiró, Sergi Picazo, Lluís Caelles i Marta Casals

Imatge extreta de la notícia emesa per Prat TV

Sigue leyendo

Mi querido diario

A los ocho meses de embarazo decidí escribirle un diario a mi pequeñín con los propósitos de desahogarme y también de crear para él una especie de álbum a través de mis palabras.

Mi pasión por la escritura me llevó de manera natural a este fin y la falta de recuerdos, tanto impresos como en mi memoria, alentaron mi deseo de darle a conocer a mi tesoro los principales rasgos de su personita y también de la mía. Perdí a mi madre a los 7 años y sé muy bien lo que es tener escasas evocaciones suyas y no quiero que eso le pase a mi hijo. Quiero que, cuando yo no esté, él pueda recordarme a través de mis escritos.

Rosacalpe-RosaForner

Sigue leyendo

Malestar

Vivía enfadada consigo misma y con el mundo. No sabía por qué motivo era incapaz de ser feliz y disfrutar del momento. Sentía un desazón en su interior del que le era imposible desprenderse. Incapaz de entablar una conversación más larga de un minuto y de mantener una relación más allá de las primeras dos discusiones. Siempre iba por la calle con el rictus serio y el corazón compungido, con un malestar tan profundo que, en ocasiones, hasta su aliento apestaba a putrefacción. La mala leche le subía de lo más hondo de su estómago embadurnándolo todo de negro como si de viscoso petróleo se tratara.

primaveraextingida

Obra de Susanna Calpe Arnandis #Calpearts

Sigue leyendo

¡Únete a otras mamis como tú!

Son muchos los consejos que tanto durante el embarazo como con tu bebé ya en brazos te darán. Y muchas las dudas que te asaltarán tanto antes como después de haber dado a luz. Todo ello es normal. Yo, como mamá de un niño de casi 3 años, solo te daré un consejo. Uno nada más.

mamis2

Sigue leyendo

Gracias a ti, ya no soy la misma

img_1611

¡mirad que agustito dormía!

Soy mamá de un pequeñín de casi 3 años y desde entonces o a partir de ese momento, mi vida ha cambiado totalmente. Las que sois madres sabéis muy bien de lo que os hablo.

La paciencia nunca ha caracterizado mi personalidad, más bien todo lo contrario. Asimismo, soy una persona de fuerte temperamento que se enciende rápido cual fósforo, aunque después esa llama se apague fácilmente con un poco de viento que sople.

Actualmente mi tesoro me está enseñando que la impaciencia es mala consejera y la irritación una pésima compañera de vida. Y no es que no supiera que ambos defectos me perjudicaban e impedían mi crecimiento personal. Era consciente de ello, lo que pasa es que nunca me di tanta cuenta como ahora de que dichas carencias no llevan a ninguna parte y que nunca ayudan a conseguir un ambiente de paz y entendimiento. Especialmente, cuando de mediar con un niño o niña se trata. Porque él o ella no entiende de celeridades y porque los gritos dañan su inocente corazoncito y son contraproducentes.

Sigue leyendo

Leidi y su amiga estrella

Como mi cumpleaños está muy cerca, he decidido rememorar cuentos pasados, nunca mejor dicho. Este relato lo escribí en 1987, cuando tenía 9 años. He modificado bastantes cosas, pero la idea se mantiene, al igual que los dibujos. Espero que os guste.

leidi1Como cada noche, Leidi estaba mirando las estrellas por la ventana de su cuarto. Antes de dormirse le gustaba observar esos puntitos brillantes que titilaban sin parar. Siempre se preguntaba cómo sería eso que los adultos denominaban Vía Láctea. Su profesora de Ciencias les había contado que la Vía Láctea es donde está el sistema solar y la tierra y que se llama así por su color blanquecino y su forma en espiral. Intentaba recordar todo lo que sabía sobre dicha galaxia mientras lentamente se le iban cerrando los ojitos.

Estaba profundamente dormida cuando de repente oyó una voz insistente que la llamaba. Le era imposible despertarse, era como si tuviera pegados los párpados con pegamento extrafuerte. Al fin, con los ojitos casi abiertos, consiguió ver en la oscuridad una figura borrosa que desprendía un haz de luz amarilla. Se frotó los ojos con fuerza, debo estar soñando, pensó. Miró otra vez aquella forma y su primera reacción fue taparse con la colcha de su cama como si así aquel ser que estaba frente a ella no pudiera hacerle nada o fuera a desaparecer. Pero no, aquella cosa todavía estaba allí y no parecía querer marcharse. Sigue leyendo

El viejo cochecito rojo

La idea d’aquest relat va sorgir una nit en la que el meu nen no es podia dormir i volia que li contés un conte de cotxes. Sembla que a ell li va agradar, malgrat que no li’l vaig poder explicar tot perquè es va dormir abans. Espero, però que a vosaltres també us agradi i no us dormiu.

Si us agrada us animo a compartir-lo a les xarxes. Qualsevol crítica serà ben rebuda a l’apartat de comentaris i si voleu seguir el que vaig escrivint us podeu subscriure al meu blog. Gràcies

A su alrededor estaba todo oscuro, lo habían metido en una vieja caja de zapatos junto con otros juguetes en desuso. No se hubiera imaginado nunca que un coche como él acabaría en un sitio como ese. Él que había sido el primer y mejor regalo de Carlos, el papá del ahora su dueño.

cocheQué bien se lo pasaba con Carlitos, juntos subían montañas, bajaban por pronunciadas pendientes, rodaban por caminos de arena… Los delicados deditos del entonces su propietario lo empujaban para que se deslizara rápidamente por la carretera del parking rojo y amarillo que le había regalado su tía Eulalia. Aquello sí que era vida, el pequeño se lo llevaba a todas partes. Con él había conocido mundo, había visto el mar, los rascacielos de la ciudad, los animalitos del bosque, incluso, había subido en un avión. Como echaba de menos aquella época. Actualmente todo era diferente. Carlos ya se había hecho grande y ahora que era papá, le había regalado a su hijo el cochecito con el que él tanto había jugado de pequeño. Le había contado que ese cochecito, aunque ahora estaba un poco usado había sido el mejor regalo que nunca le habían hecho. Se lo trajeron los Reyes Magos cuando tenía ocho años. Con él había vivido muchas aventuras y esperaba que ahora su pequeñín disfrutase tanto como lo hizo él. Se lo entregó en su cajita original, un estuche de color azul con letras naranja que en la parte superior llevaba un plástico transparente para que se pudiera ver bien el contenido.

Sigue leyendo

Toda una estrella

Como ya he comentado, para el Seminario de Comunicación al que asistí en octubre leí el cuento de Una gran Estrellita, pero antes había escrito este. Aquí os lo dejo. Si os gusta os animo a compartirlo y si queréis ir siguiendo lo que voy escribiendo en mi blog solo habéis de suscribiros. 

estrellamar

Esta es la historia de una estrella de mar. Una estrella de mar que al igual que el resto de asteroideos que vivían en ese océano, tenía 5 brazos y lucía brillantes colores. A ella le encantaba hacer nuevos amigos, pero, lo cierto es que le resultaba muy difícil conocer animalitos nuevos porque le daba mucha vergüenza hablar ante pececitos, tortuguitas o cangrejitos desconocidos. Y era mucho peor cuando tenía que hablar en público.

Sigue leyendo